viernes, 1 de junio de 2018

¡Vuelta a las andadas!

¡Buenas a todos!

Después de bastante tiempo pensándolo y dándole vueltas al asunto, he decidido que voy a revivir el blog, esta vez de forma definitiva. A pesar de este largo período de inactividad el blog ha estado recibiendo bastantes visitas en los últimos años; viendo esto me daba un poco de pena tenerlo tan abandonado y la verdad es que echo de menos el escribir opiniones y reseñas.

Los principales cambios que he realizado/voy a realizar en el blog son los siguientes:

- He eliminado todas las secciones que no fueran reseñas o crónicas, ya que el poco tiempo que tengo quiero dedicarlo únicamente a redactar mis opiniones. Seguramente se me ocurrirá alguna sección nueva próximamente pero sería de cara a un futuro bastante lejano.

- Las reseñas no van a ser únicamente de libros, voy a incluir en este blog las reseñas de manga y anime que publicaba en mi otro blog (ahora eliminado), así como reseñas de series, películas y videojuegos. Quiero convertir este espacio en algo más personal y que abarque diferentes tipos de reseña, ya que ahora no colaboro con ninguna editorial.

- Con motivo de la diversificación de las reseñas, quiero darle un lavado de cara al blog y un cambio de nombre y URL, aunque todavía no tengo nada pensado y ahora mismo no tengo tiempo de crear un nuevo diseño, así que este es un cambio que llevaré a cabo a largo plazo seguramente.

Eso es todo por el momento, iré notificando las actualizaciones y nuevas reseñas en mi perfil de Twitter --> https://twitter.com/WildLilja

Reseña manga - Deadman Wonderland #1

Autor: Jinsei Kataoka y Kazuma Kondou
Editorial: Ivrea
ISBN: 978-84-15513-88-9
Demografía: Shonen
Tomos: 10 (serie abierta)
Sinopsis: Diez años han pasado desde que se produjo el Gran Terremoto de Tokyo… la gente ha conseguido superar el trauma de la catástrofe a su manera. Ganta Igarashi, uno de los muchos evacuados, no tiene ni un solo recuerdo de aquello y pasa sus días como cualquier estudiante de secundaria. Sin embargo, cuando el “Hombre Rojo” aparece en su instituto, su vida cambia drásticamente. A pesar de ser inocente del horrible crimen del que le acusan, es condenado a muerte y encarcelado en la prisión privada “Deadman Wonderland”…


Reseña: Cuando el Hombre Rojo apareció, Ganta Igarashi estaba en clase, hablando tranquilamente con sus amigos y cuando quiso darse cuenta, todo estaba lleno de sangre y los chicos de la clase muertos. Al ser el único superviviente, fue detenido y acusado de asesinato; lo condenaron a la pena de muerte y lo destinaron a la prisión Deadman Wonderland. Nadie quiso escuchar sus explicaciones sobre el hombre de la capa roja.

Esta prisión es un poco peculiar: además de albergar a presos, sirve como atracción turística en la que participan los propios reclusos, para recaudar fondos para la cárcel. Todos ellos deben participar si quieren conseguir los “caramelos” que inhiben el veneno que les inyecta el collar que les acompaña durante toda su estancia en la prisión.

Ganta deberá sobrevivir en esta cruel prisión, en la que todos están desesperados por salvar la vida. Pero no está solo, lo acompaña Shiro, una chica muy extraña que afirma haberlo conocido en el pasado.

Nos encontramos ante un shonen con muchos toques de gore. La historia desde el principio ya se presenta movidita, aunque tanto dinamismo puede inducir a la pérdida del lector en las primeras páginas. Iremos conociendo el mundo de Deadman Wonderland al mismo tiempo que lo haga su protagonista, por lo que en este primer tomo seremos tan ignorantes como él y nos preguntaremos prácticamente las mismas cosas.

Los personajes están todos muy bien definidos, (aunque el protagonista me resulta un poco insoportable por el momento). Cada uno tiene una personalidad bien definida y todos ellos ocultan algo que probablemente se revele según vayamos avanzando en el manga. El personaje que me ha parecido más simpático es Shiro, la chica albina, porque está loca de atar y tiene un comportamiento de lo más extraño.

Con respecto al dibujo, es el típico dibujo de shonen, que presenta a los personajes con rostros aniñados y caras redondeadas, así como rasgos poco estilizados. Encontraremos multitud de escenas de movimiento y acción, por lo que a veces es necesario mirar detenidamente una viñeta durante unos minutos para enfocar la escena en su totalidad. En la mayoría de viñetas grandes los fondos están bien definidos, pero en el resto suelen estar en blanco o presentan escasos detalles.

Y esto es todo de momento, ya que poco sabemos todavía acerca de Deadman Wonderland con el primer tomo.



Esta reseña fue publicada originalmente en mi otro blog (Obsesión Otaku), que ha sido eliminado para unificar todas las reseñas en un solo blog.

Reseña manga - Deseo #2


Autor: Ayane Ukyo
Editorial: Panini Mangas
ISBN: 978-84-96991-40-8
Demografía: Shōjo
Tomos: 7
Sinopsis: Mio va recuperando lentamente sus recuerdos de la niñez, y se ha propuesto corregir a Shôei, abandonando el rol de criada para convertirse en su maestra. Como primer paso, le invita a su casa para que experimente en sus propias carnes cómo vive la gente corriente. Pero su ingenioso plan no resultará como espera…



Reseña: He extraído un resumen de la historia del interior del manga, ya que no se me da muy bien eso de resumir lo ocurrido en tomos anteriores (soy un desastre, lo sé…).

“Mio Ômori es una estudiante de instituto cuya madre está ingresada en el hospital y que vive sola con su hermano Hinata, que está obsesionado con ella.

Es una chica alegre y vivaracha, pero la familia Ômori tiene un problema… Son prácticamente pobres, por lo que Mio acepta trabajar como criada en casa de unos vecinos, los Jinnai.

El hijo único de esta familia, Shôei, tiene su misma edad, unos modales exquisitos y despierta pasiones en el instituto, hasta el punto que todos lo conocen como “El Príncipe”. Sin embargo, ante Mio se muestra cruel y egoísta. Ambos fueron amigos de infancia, pero la chica no recuerda nada de lo que sucedió en aquella época… Y el motivo parece radicar en algo terrible que ocurrió entonces… ¡Siendo niña la secuestraron, al haberla confundido con el Príncipe!

Mio quiere recuperar la memoria a toda costa… Tal vez el Príncipe sea quien guarde la llave…”

El manga comienza con Mio recordando los detalles de lo que ocurrió después de ser secuestrada y liberada. Más tarde va a hacer una visita a su madre, que está en el hospital y esta le pide que continúe la labor que ella no puedo terminar: educar a Shôei, ya que el Príncipe se quedó huérfano de madre cuando era muy pequeño.

Mio acepta resignada su nueva “misión” y para ello decide llevarse a Shôei a su casa para que viva como la gente corriente y aprenda una dosis de humildad. Pero Shôei, lejos de intentar ponérselo fácil a Mio, sigue en sus trece, tan sólo pensando en la forma más rápida de llevársela a la cama. Y por si era suficiente, parece que Hayato, el jardinero de Shôei, también le ha echado el ojo a Mio.

Por unos instantes pensé que el carácter de Mio se reforzaría al tener que hacer de “madre” de Shôei, que su fuerza de voluntad sería un muro inquebrantable por los encantos del Príncipe, pero estaba equivocada. La Mio que nos presentan en el primer tomo sigue siendo la misma en el segundo, aunque ahora su personalidad se ha vuelto prácticamente nula; ha quedado como atontada por las zalamerías de Shôei. Y es que… ¿a quién se le ocurre llevarse a un chico a su propia casa a sabiendas de que siempre aprovecha cualquier oportunidad para intentar llevársela a la cama? El comportamiento de la protagonista me pone un poco de los nervios: que si ahora te odio, que si ahora te quiero, que si ahora no me decido… ¡Por favor! Tengo que decir que por el momento me parece un poco tonta, manejable y que no sabe lo que quiere ni ella misma.

Por otra parte tenemos a Shôei, un personaje que en el tomo anterior me cayó un poquito mal, pero que ahora me tiene algo desconcertada. ¿Los sentimientos que dice tener hacia Mio son reales? ¿O tan sólo la quiere para un polvo rápido y nada más? Pienso yo, que pudiendo tener a sus pies al resto de las chicas y sin embargo va detrás de Mio, será por algo, aunque quién sabe… Todavía sigo esperando la explicación exacta del porqué de llevar gafas si usa lentillas y por qué su personalidad cambia cuando Mio se las quita. Esta especie de bipolaridad me tiene en ascuas.

En cuanto al desarrollo y avance de la historia, en este tomo apenas ocurre algo digno de mención, aparte del “cambio de rol” de Mio, y de lo poco que sale interesante tan sólo se nos dan unas pinceladas que apenas nos dejan entrever para que nos leamos el siguiente tomo. Gran parte del texto son los pensamientos de Mio, así que tendremos que tener cuidado a la hora de no confundirlos con los diálogos. De nuevo nos encontraremos con alguna que otra escena picante en los capítulos, llamados Heats, pero que no se salen mucho de tono.

Algo que sí me ha sorprendido ha sido el extraño comportamiento del hermano de Mio, Hinata. Se puede intuir más o menos de qué va, pero yo no me quedaré tranquila hasta que se confirmen mis sospechas.

Durante el manga podremos leer algunas anotaciones de la autora en los márgenes. Al final nos encontraremos un mini-manga adicional, llamado Cuento del gatito egoísta, y un avance del siguiente tomo, bastante sugerente, que a mí me ha dejado con ganas de seguir leyendo, a pesar de que este tomo no me haya parecido muy allá.

Respecto a los dibujos, siguen la misma línea que el tomo anterior, con trazos sencillos y delgados y expresiones faciales típicas del género. La mayoría de los fondos están completamente en blanco, ya que la autora se ha centrado en la relación de Mio con Shôei, dejando a un lado la ambientación. Los dibujos del inicio de cada capítulo son bastante bonitos.

La portada sigue también el mismo estilo, esta vez con Shôei como protagonista.



Agradecimientos a Panini.



Esta reseña fue publicada originalmente en mi otro blog (Obsesión Otaku), que ha sido eliminado para unificar todas las reseñas en un solo blog.

Reseña manga - Ultimo #1



Autor: Stan Lee
Dibujo: Hiroyuki Takei
Editorial: Panini
ISBN: 978-84-9885-671-2
Demografía: Shōnen
Tomos: 8
Sinopsis: Kioto, siglo XII. Yamato es un bandido que asalta a un comerciante extranjero que lleva como mercancía lo que parecen dos marionetas primorosamente fabricadas… ¡¡Que de repente se ponen en movimiento!!
Nos trasladamos a la actualidad y volvemos a encontrarnos con Yamato, un estudiante de bachillerato que se topa con Ultimo, un infante autómata que encarna el bien. ¡¡Aquí empieza la leyenda de los autómatas del bien y el mal!!


Reseña: Al principio el manga nos sitúa en el siglo XII. Dunstan, un fabricante de marionetas e inspirado en el autor, es asaltado por un grupo de bandidos, que abren las dos cajas que viajan en su carruaje, dejando a la vista dos hermosas marionetas. No es pequeña su sorpresa cuando ambas marionetas abren los ojos y comienzan a moverse como si tuvieran vida propia, son Ultimo, la encarnación del bien extremo, y Vince, la encarnación del mal, condenados a enfrentarse eternamente para defender sus ideales.

Una marioneta es un espejo que refleja a los humanos. Su fuerza es una espada que atraviesa la voluntad. Su corazón alberga los espíritus del bien y del mal.

Más adelante la historia da un salto hasta el siglo XXI. Allí nos presentan a Yamato, un chico enamorado de Sayama que ha olvidado el cumpleaños de la chica y entra a un anticuario para ver si encuentra algo decente para regalárselo. En una vitrina de la tienda descansa una hermosa marioneta de facciones angelicales que, repentinamente, abre los ojos y reconoce a Yamato como su amo. Es Ultimo.

La historia es bastante dinámica, alterna escenas de acción con otras más pausadas, por lo que nos da tiempo a recuperarnos entre una lucha y otra. Este tomo es, como suelen ser todos los primeros tomos, un poco de introducción al mundillo que se describe en el manga y el funcionamiento de las marionetas o karakuridôji, que es más complejo de lo que parece.

El manga me ha causado una muy buena impresión. Al ser su autor el creador de numerosos superhéroes, en esta historia tampoco podía faltar ese famoso tópico que vemos en los cómics americanos: la lucha entre el bien y el mal. Siempre hay un bueno muy bueno y un malo requetemalo. En este caso el bueno es Ultimo, cuya apariencia es adorable y se hace querer desde que vemos su carita aparecer en el manga. Vince también es adorable… a su manera; su belleza esconde una naturaleza completamente perversa y letal. La verdad es que no sabría con cual de los dos quedarme, ya que a pesar de defender distintos ideales, ambos me han resultado interesantes.

En cuanto al dibujo, los personajes están definidos con líneas estilizadas, sobre todo las marionetas, lo que les aporta más belleza. El vestuario, como suele ocurrir en muchos shōnen, está llenos de pliegues, pequeños detalles y formadas por multitud de capas. Me gusta ese estilo de dibujar la ropa, siempre me ha llamado mucho la atención.

Y si estás llegando al final y no te ha terminado de enganchar el manga, puede que las últimas páginas sean la pieza clave para que acabes obligándote a ti mismo a seguir leyendo los tomos siguientes, ya que el autor nos ha preparado una pequeña sorpresita. Después, tenemos una pequeña guía sobre los personajes que han aparecido y sobre los karakuridôji para que podamos ir familiarizándonos con ellos.



Agradecimientos a Panini.



Esta reseña fue publicada originalmente en mi otro blog (Obsesión Otaku), que ha sido eliminado para unificar todas las reseñas en un solo blog.

Reseña manga - Ikigami #1


Atrévete a vivir como si fueras a morir mañana.

Autor: Motorô Mase
Editorial: Panini
ISBN: 978-84-96871-66-3
Demografía: Seinen
Tomos: 10
Sinopsis: En este país hay una ley, la Ley para el sostenimiento de la prosperidad estatal. Consiste en el reparto de unos comunicados, los ikigami, que notifican la muerte a unos pocos elegidos para que los ciudadanos respeten la vida y contribuyan al progreso del país. A quien recibe el comunicado le resta sólo un día de vida… <<No puedo hacer nada, nadie va a recordarme… Desaparezco sin dejar rastro… Hoy es el último día de vida que me han permitido vivir>>. Sólo 24 horas… ¿A qué hay que dedicar ese último día?
¿Cómo debo afrontarlo?



Reseña: Nada más verlo, el tomo me llamó la atención por tener un tamaño mayor a lo acostumbrado por los tomos manga. Este es un manga que parece muy actual, pero que en realidad refleja una Japón distópico, un futuro alternativo que podría estar más próximo de lo que pensamos. He extraído un pequeño texto que viene al principio del manga, de Raúl Izquierdo, que resume perfectamente la sociedad que nos vamos a encontrar en el manga.

“Para conseguir que Japón sea permanentemente un país próspero, el gobierno japonés desarrolla la Ley para el sostenimiento de la prosperidad estatal, lo que en otras palabras viene a ser una serie de “muertes al azar” que motivan al resto de ciudadanos. En la escuela, los niños son inoculados con una vacuna que les provocará la muerte entre los 18 y los 24 años. Una vez llegado el momento, se le comunica formalmente al desafortunado que en veinticuatro horas morirá. De esta manera, se le da la oportunidad de escoger la forma en la que quiere marcharse de este mundo. Como consecuencia de esta ley, los niños y jóvenes dan lo mejor de sí mismos a diario y, en caso de sobrevivir a esa franja de edad, se convierten en seres de provecho para la sociedad.”

Como veis, la sociedad retratada es bastante dura.

Al comienzo, la historia se centra en explicarnos cómo funciona la sociedad, algo que se agradece, ya que en otros mangas te introducen de golpe en ella y no sabes ni dónde estás. Nos encontramos con Fujimoto, que es el encargado de entregar los ikigami, también llamados “comunicados de muerte” a las víctimas de las vacunas mortales. Debe entregárselos justo veinticuatro horas antes de su muerte, para que puedan decidir lo que quieren hacer antes de morir. Este personaje sirve de puente entre las historias de las dos personas a las que entrega un ikigami: Yôsuke, un chico que sufrió bullying en su infancia, y Torio, un compositor y cantante cuya fama va en decadencia.

Las duras escenas que presenciamos nos harán preguntarnos acerca del sentido de la vida, para qué sirve trabajar tanto y esforzarse si puede que al final acabes muriendo antes de tiempo. Pues esto produce la acción contraria en los habitantes del Japón distópico: se esfuerzan aun más e intentan hacer todo lo posible por mejorar su vida. Nadie decide quién será el próximo afectado por la vacuna mortal, puede ser alguien que pensemos que no se lo merezca, que ha hecho todo lo posible por ayudar a los demás. Y ahí es cuando nos preguntamos ¿cómo es posible que alguien que no ha hecho nada malo tengo que morir mientras hay otras personas peores que siguen con vida? ¿Quién tiene la potestad de decidir que las personas tienen que morir para preservar el orden social?

Estas mismas preguntas son las que se plantea Fujimoto. Poco a poco se irán abriendo paso en su mente, hasta el punto en el que empieza a dudar de si su trabajo, anteriormente ejecutado casi mecánicamente y con frialdad, es adecuado, si esas personas merecen morir. Se le plantearán distintos dilemas morales que le harán dudar cada vez más de la sociedad en la que vive, aunque no se desarrolla demasiado la psicología de este personaje. Espero que en próximos tomos se desgranen algo más los pensamientos de Fujimoto, que seguramente será una pieza clave en el transcurso de los acontecimientos.

El dibujo es muy realista, con predominancia de entintados muy oscuros y sombras hechas a plumilla. Los fondos en general son bastante simples, con alguno más elaborado, aunque en este manga lo importante no son los dibujos, ni los fondos, es el mensaje, las preguntas y los dilemas a los que se someten los personajes.




Agradecimientos a Panini.




Esta reseña fue publicada originalmente en mi otro blog (Obsesión Otaku), que ha sido eliminado para unificar todas las reseñas en un solo blog.